Ortodoncia invisible para corregir sonrisa gingival - Clínica Peydro

Ortodoncia invisible Invisalign para corregir sonrisa gingival

Gingival. Mordida abierta, clase II, y mordida cruzada.

La paciente vino a nuestra clínica con un complejo muy grande por su sonrisa gingival. A pesar de tener una maloclusión muy importante de mordida abierta con clase II, y mordida cruzada; su principal preocupación era un tema estético. Esto es muy común, en las maloclusiones hay siempre causas funcionales que afectan a la salud, sin embargo suele pensarse sólo en el tema estético. Le acomplejaba muchísimo su sonrisa gingival y como ella nos indicó, el verse los dientes hacia fuera. Le habían comentado en otras ocasiones que para poder corregir correctamente ese caso clínico había que hacerle una cirugía importante de los maxilares.

Sonrisa

Diagnóstico

Desde la clínica Peydro Herrero planteamos el caso clínico de una forma mucho más conservadora, sin extraer dientes sanos. El primer paso consistió en estudiar cuál era el origen del severo problema que había desarrollado. Se observa que la mordida cruzada que presenta está relacionada totalmente con una falta de desarrollo transversal de los maxilares. Esta falta de desarrollo transversal de los maxilares produjo una protrusión exagerada de los incisivos superiores e inferiores que ocasionó la mordida abierta y además a nivel facial le aumentó muchísimo la sonrisa gingival.
El caso clínico no requería extracciones dentarias ni tampoco cirugía, era todo más conservador y sencillo y así lo hicimos.

El plan de tratamiento que se desarrolló fue el siguiente:

– Realizar un tratamiento de ortodoncia invisible con la técnica Invisalign sin extracciones dentarias y sin cirugía.
– Conseguir un correcto desarrollo transversal de las arcadas que nos permitiese una correcta relación entre el maxilar y la mandíbula.
– Evitar totalmente un movimiento vertical descendente en los incisivos superiores para no incrementar la sonrisa gingival.
– realizar una intrusión de los molares y premolares de la arcada superior que nos permitiesen cerrar la mordida abierta sin tener que descender los incisivos superiores.
– Utilizar el espacio de la expansión que hemos conseguido para retruir los incisivos superiores e inferiores y de esta manera permitir que labio se posicionase en una posición más natural disimulando enormemente la sonrisa gingival.
– Conseguir unas arcadas dentarias muy amplias que nos permitiesen diseñar una sonrisa plena. Lo que se conoce como FULL MOUTH SMILE.
El caso se solucionó en aproximadamente 18 meses de tratamiento y el resultado es sencillamente espectacular. Hemos conseguido superar las expectativas de la paciente y diseñar una sonrisa perfecta al mismo tiempo que hemos conseguido darle una oclusión impecable que le va a dar estética y función para toda la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba