Corregimos malposición dentaria y recesiones gingivales con ortodoncia invisible - Clinica Peydro

Corregimos malposición dentaria y recesiones gingivales con ortodoncia invisible

Hoy os presentamos el caso de una paciente en cuyo caso clínico hemos invertido mucho tiempo y trabajo para conseguir la sonrisa bonita que vais a apreciar en las fotografías que adjuntamos en este post.

recesiones gingivales
Sonrisa inicial de la paciente

Trabajando este caso clínico hemos abordado la malposición dentaria de la paciente, hecho que había provocado el desarrollo de muchas recesiones gingivales, es decir, que la encía se estaba retrayendo mucho. Esto preocupaba mucho a la paciente, hecho que me comunicó el primer día que acudió a mi consulta dental en Valencia. Me aseguró que deseaba mejorar la estética de su sonrisa pero que además veía cómo sus encías se retraían cada vez más haciendo que sus dientes se vieran más largos.

recesiones gingivales
Detalle mordida de la paciente antes de tratamiento
recesiones gingivales
Detalle mordida de la paciente antes de tratamiento
recesiones gingivales
Visión derecha en la que apreciamos la inclinación de los dientes
recesiones gingivales
Visión superior antes de tratamiento
recesiones gingivales
Visión inferior antes de tratamiento

Si vemos las fotografías iniciales que os adjunto justo arriba de estas lineas efectivamente comprobamos que la paciente presenta una posición incorrecta de sus dientes. Presenta apiñamiento y maloclusión. Además, si observamos las fotografías de inicio intraorales derecha e izquierda vemos que los dientes están totalmente inclinados hacia delante, es decir, la paciente presenta biprotusión. Esto está muy relacionado con que sus maxilares tanto superior e inferior presenten una forma tan estrecha. Debido a que sus maxilares son muy estrechos la única posición que tienen los incisivos para caber en los maxilares es de forma proinclinada, motivo por el que están tan inclinados hacia delante. Esta inclinación año tras año junto con la maloclusión estaba produciendo que la paciente perdiera encía, motivo por el que cada día se veía los dientes más largos. Es muy importante tener esto en cuenta a la hora de mover los dientes ya que lo que tenemos que hacer es buscar una estabilidad para que ella tenga una correcta oclusión. Debemos hacer los movimientos con mucho cuidado y teniendo en cuenta determinados factores para no agravar esa pérdida de encía.

Este caso se trató con ortodoncia invisible Invisalign sin realizar extracciones dentarias. Lo que hacemos fundamentalmente es conseguir más espacio a través del correcto desarrollo transversal de las arcadas dentarias. La técnica es la siguiente: hago un diseño de sus arcadas de forma parabólica y conforme voy obteniendo el espacio necesario a nivel transversal se crea el suficiente espacio para poder ir reduciendo poco a poco la gran inclinación hacia delante de los dientes. Al reducir esa inclinación poco a poco consigo meter más los dientes dentro de las arcadas dentarias.

De esta manera consigo que el ángulo de los dientes tenga una correcta posición respecto a su cara, y de esta forma diseñamos una sonrisa mucho más simétrica. Por eso cuando vemos las fotografías finales de tratamiento vemos que tiene una sonrisa mucho más amplia, mucho más armónica con su cara. La proinclinación que tenía al principio ha disminuido con lo cual su relación diente labio ahora es correcta.

recesiones gingivales
Mordida final
recesiones gingivales
Visión lateral derecha tras tratamiento
recesiones gingivales
Visión lateral izquierda tras tratamiento
recesiones gingivales
Visión superior tras tratamiento
recesiones gingivales
Visión inferior tras tratamiento

El tratamiento se hizo en menos de año y medio en el que las visitas fueron pautadas aproximadamente cada dos meses. Se instruyó a la paciente a cambiar sus alineadores cada diez días aunque en ocasiones se le instruyó para cambiarlos cada semana. Una vez se terminó el tratamiento no se colocó una retención fija, se colocaron retenedores removibles, ya que lo que buscamos es mantener la anchura conseguida desde el principio. Al final del tratamiento tal y como se puede observar el cambio ha sido espectacular.

recesiones gingivales
Sonrisa final de la paciente

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba