Implantes dentales inmediatos - Clínica Peydro Herrero

Implantes dentales inmediatos

¿Qué son?

Son quizá el mayor avance en la especialidad de la Odontología de finales del siglo XX. Los implantes dentales son la forma más natural de reposición de los dientes perdidos. Se trata de unos elementos fabricados en titanio que sustituyen a las raíces de los dientes naturales ausentes. Los implantes quedan alojados en el hueso y sirven como anclaje para conectar una segunda fase que sustituirá a los dientes dañados que no han podido ser curados y reponer casí la función masticatoria y la estética dental.

Se trata pues de raíces artificiales que sustituyen a las raíces dentales originales que se colocan en el hueso de la mandíbula o del maxilar superior.

Contacta con nosotros

Tu Nombre

Correo electrónico

Teléfono

Quiero presupuesto


Yo por la presente autorizo la recogida de mis datos personales.Yo, por la presente doy mi consentimiento para el envío de información y/o publicidad.


¿En qué casos se necesitan?

Los implantes dentales están recomendados para aquellas personas que, por diversos motivos, han perdido una o múltiples piezas dentales. Una vez retirado el diente o muela defectuoso y colocado el implante, optimizamos la salud bucodental. Después, con la corona final, conseguimos recuperar la funcionalidad y la estética dental. Se utilizan con un fin funcional permitiendo al paciente de nuevo la masticación de los alimentos.

Los pacientes que pueden beneficiarse de un tratamiento con implantes dentales son:

  • Hombres y mujeres con edades comprendidas entre los 18 y los 90 años.
  •   Buen estado de salud general o enfermedades sistémicas tipo diabetes, hipertensión etc., controladas.
  • Desdentados totales y parciales con requerimiento de prótesis fija o removible implanto-soportada.
  • Pacientes con dientes en boca en muy mal estado que deben ser exodonciados.

Reponer piezas perdidas es algo fundamental para nuestra salud bucodental. Se mejora la funcionalidad, la masticación y la estética bucal y facial. Por esta razón, el objetivo de los implantes dentales es reponer dientes o muelas, rehabilitando la boca desde un punto de vista funcional y también estético. Además, al reponer la pieza perdida, se consigue evitar desplazamientos de dientes adyacentes y se aligera la sobrecarga de otras piezas dentales.

Para realizar la cirugía se necesita un diagnóstico completo por parte de la Dra. Peydro que incluye radiografías intraorales, ortopantomografía, fotografías y un escáner intraoral para realizar la planificación del caso y las mediciones necesarias para la colocación de los implantes en el lugar adecuado para que el resultado final sea similar a los dientes naturales tanto en estética como en funcionalidad.

Tipos de Implantes

Los implantes serían los sustitutos en el interior del hueso de las raíces naturales de los dientes perdidos. Por tanto, podemos decir que un implante es una raíz artificial que se coloca quirúrgicamente en el interior del hueso del maxilar superior o de la mandíbula. Una vez colocado, comienza el proceso de cicatrización llamado osteointegración, lo que supone que el propio hueso del paciente crece alrededor del implante y lo integra. Esto se produce en unos tres-cuatro meses y, una vez finalizado este periodo, el implante ya se encuentra listo para colocar la prótesis o la corona que proporcionará la funcionalidad final.

El implante presenta una forma de tornillo. El diseño de las diferentes marcas comerciales hace que en cada una de ellas los implantes presenten un dibujo y número de espiras diferente o que sean más cónicos o más cilíndricos. Como el hueso ha de crecer alrededor del implante para integrarlo, las distintas casas comerciales tratan la superficie del implante para favorecer el crecimiento de las células de hueso a su alrededor.

Implantes dentales de titanio: El titanio es el material más utilizado para los implantes dentales: se trata de un metal de un color similar al acero, pero más ligero, fácilmente moldeable y de una extrema dureza. Su alta biocompatibilidad hace que el organismo lo integre. La técnica que se utiliza para colocar los implantes de titanio es la osteointegración: una unión mecánica a través de la cual las células del hueso se adhieren a la superficie del implante, consolidando así de forma progresiva su fijación al maxilar.

Implantes dentales de zirconio: El zirconio es un material cerámico de extrema dureza y resistencia que ya se utilizaba para la fabricación de brackets, pernos para reconstruir un diente tras una endodoncia y para la confección de puentes y coronas dentales. Su color blanco es muy similar al de las piezas dentales originales y tiene una extraordinaria durabilidad siempre que se mantengan unas condiciones de higiene óptimas. El zirconio ayuda a evitar la formación de placa bacteriana a su alrededor, resiste muy bien la corrosión de los ácidos y no provoca problemas por los cambios de temperatura. Estos implantes se utilizan en pacientes alérgicos al titanio, pacientes que no quieren metales en su boca o que buscan una extremada estética. La técnica que se utiliza para realizar los implantes de zirconio es la biointegración: en lugar de tratarse de una unión mecánica, como en el caso de la osteointegración de los implantes de titanio, nos encontramos ante una unión química que se produce a través de una capa formada entre la superficie del hueso y la superficie del implante. Este tipo de unión es más rápida e intensa que la de la osteointegración.

Ventajas y desventajas de los implantes dentales:

Las nuevas técnicas de implantología oral, los avances en la sedación farmacológica y los estudios sobre regeneración de los huesos de la boca están logrando incrementar, de forma considerable, las ventajas, la eficiencia y la eficacia de los tratamientos para sustituir piezas dentales perdidas.

Los beneficios que reportan los implantes dentales son más que evidente

VENTAJAS

Los implantes dentales han supuesto, sin lugar a dudas, una revolución en la odontología contemporánea. En la clínica Peydro es la Doctora Marta Peydro la especialista en este campo. Estos procedimientos vienen a colmar una necesidad tanto médica como estética de primer nivel: poseer una dentadura completa y cómoda, que permita al paciente masticar satisfactoriamente y mejorar la imagen de su rostro y su sonrisa. Sus beneficios más destacables son:

Permanencia: Un implante dental es la solución más eficiente y duradera para la pérdida de piezas naturales. Se trata de un tratamiento que permanece en el tiempo y que posee un escaso porcentaje de rechazo, al emplearse materiales biológicamente compatibles. Según diferentes estudios, a los 15 años de la intervención el 90% de los implantes continúa realizando su cometido y en perfectas condiciones. Para ello es crucial llevar a cabo un programa de revisiones periódicas para evitar infecciones, desajustes y sobrecarga de los tejidos duros y blandos que rodean a los implantes.

Comodidad: La fijeza y estabilidad que aportan a la dentadura no es comparable a la de otros tratamientos. El grado de comodidad de los implantes es tal que para los usuarios supone prescindir de las prótesis convencionales, de los pegamentos y de los molestos e incómodos movimientos al masticar, por lo que se trata de una gran liberación. Además, es una técnica muy segura, no invasiva y, cuando hablamos de implantes de carga inmediata, el paciente puede disponer de dientes fijos provisionales desde la primera visita. Las intervenciones están bien protocolizadas y, generalmente, sólo provocan molestias leves. Tras un implante realizado con éxito, la funcionalidad de la dentadura queda restablecida prácticamente por completo. La masticación y la mordida se recuperan completamente.

Salud bucal y calidad de vida: Los implantes contribuyen a mejorar la salud integral de la boca y del organismo. La limpieza de éstos es más sencilla y rápida que la de otras prótesis y, además, no es necesario intervenir en las piezas adyacentes, como sucede en los puentes convencionales. Por otro lado y, a diferencia de lo que ocurre con las dentaduras postizas cuya presión sobre los huesos produce reabsorción y pérdida progresiva de los mismos, al colocar los implantes, el hueso vuelve a restablecer su función de tener algo a lo que rodear, manteniendo así la actividad de los huesos maxilares, eludiendo su reabsorción y ayudando a que continúen fuertes y resistentes. Todo ello se debe a la sustitución de las raíces naturales por las de titanio quirúrgico. Por último, cabe resaltar también que los implantes dentales permiten llevar una alimentación completa, haciendo posible la masticación e ingesta de cualquier tipo de alimento.

Estética y autoestima: Con esta técnica se consigue una sonrisa limpia y natural, realzando al mismo tiempo los rasgos faciales particulares de la persona. Ello se debe a que los implantes se ajustan como un guante a la mandíbula o al maxilar superior del paciente. La corona pasa desapercibida a simple vista. Con todos estos cambios, la autoestima y seguridad personales se ven reforzadas.

INCONVENIENTES

Los inconvenientes que presentan constituyen una minoría, si los comparamos con los beneficios que esta técnica quirúrgica reporta a las personas que carecen de alguna pieza dental. Destacamos los siguientes:

Precio: Para realizar un implante dental se precisan medios de gran sofisticación técnica y quirúrgica, circunstancia que, obviamente, encarecen el tratamiento, aunque deben valorarse los beneficios que conlleva y la duración en el tiempo entre sus efectos positivos. Por este motivo, en la clínica Peydro financiamos los tratamientos hasta a 36 meses sin intereses.

Factor óseo: Es necesario que los huesos maxilares estén en buenas condiciones óseas si deseamos que el implante dental resulte un éxito. En ciertas ocasiones, si el hueso inicial es insuficiente, deberemos realizar procesos reconstructivos para después colocar los implantes dentales. Por este motivo es crucial la planificación previa y el análisis y valoración del caso por parte de la Doctora Peydro.

Cirugía y tiempo: A diferencia de otros procedimientos, el que nos ocupa requiere de cirugía, con las consecuencias que de esa circunstancia se derivan, como pueden ser complicaciones leves como inflamación o sangrado durante las primeras fases del tratamiento. Además, en los casos en los que necesitemos regeneración serán necesarias varias intervenciones y visitas al odontólogo hasta concluir por completo el proceso. La tasa de éxito de los implantes dentales es del 98%, un porcentaje determinante y esclarecedor en torno al perfeccionamiento de esta técnica quirúrgica y sobre los beneficios que la misma reporta a quienes han perdido una o varias piezas dentales.

Proceso y duración de los implantes dentales: El tiempo es oro cuando se ha perdido una pieza dental. Desde la clínica Peydro recomendamos la colocación de los implantes lo más pronto posible para detener la pérdida de hueso. Y es que desde el mismo instante en el que se produce una pérdida dentaria, la estructura ósea que sustenta esos dientes sufre una reabsorción de entre el 30 y el 50% a nivel horizontal y alrededor de un milímetro a nivel vertical. Es decir, que ya habremos perdido cierta cantidad de hueso justo después de la pérdida dental. Y si la pérdida dental en si ya desencadena esta consecuencia, el paso del tiempo asegura peores resultados puesto que la reabsorción de hueso no para y se ve influida, además, por la cantidad de dientes perdidos, el uso de prótesis removibles (que aceleran por presión el proceso de la reabsorción ósea) y de las cualidades propias de hueso de cada persona. Debemos tener en cuenta que, además de la atrofia ósea, cuando falta un diente, el paso del tiempo provoca desgaste en los dientes vecinos y cambios en la mordida al desplazarse estos por no tener apoyo y equilibrio, dando lugar a un claro deterioro estético. Y, ¿en qué influye todo esto a la hora de colocar los implantes? Pues que el tiempo que tarde en realizarse el tratamiento completo será proporcional a la cantidad de hueso perdido. Es decir, cuanto más tiempo pase tras la pérdida dental más pérdida ósea se producirá y, si hay que regenerar el hueso o recolocar los dientes que se han desplazado,

Duración del tratamiento en función de la pérdida ósea

Colocación del implante dental en condiciones óptimas: Cuando se dan las condiciones idóneas para la colocación de un implante dental, es decir, cuando no se ha producido reabsorción del hueso, el procedimiento completo tendrá una duración de 3 meses. Este periodo equivale al tiempo que tarda el implante en integrarse con la estructura ósea (denominado osteointegración) creando una unidad estable y fiable y cuando se procede a tomar medidas para los dientes definitivos, bien con siliconas tradicionales o bien a través del nuevo escaneado de la boca del paciente con un escáner intraoral en 3 dimensiones. Esto permitirá enviar dichos registros al laboratorio para que elaboren la corona sobre implante que dará por concluido el tratamiento.

Colocación del implante dental cuando falta un poco de hueso: En aquellos casos en los que falta un poco de hueso, al tener que regenerarlo, el tratamiento completo de implante y corona puede alargarse hasta unos 6 meses.El tiempo se ve incrementado por la necesidad de realizar un injerto de hueso que complete la cantidad de estructura ósea que necesita el implante para integrarse en el hueso.De esta manera, el implantólogo colocará el implante anclándolo al hueso natural del paciente y rellenará la cantidad restante con hueso artificial hasta alcanzar el nivel necesario.Así, los 3 meses que necesita el implante dental para que cicatrice, se solapan con los 6 meses que necesita el hueso artificial para integrarse con el hueso natural. Es decir, que la duración total del tratamiento de implantes ascenderá a los 6 meses.

Colocación del implante dental cuando no existe hueso:En aquellos casos en los que existe una ausencia total de la estructura ósea, de manera que no permite el anclaje del implante dental, la duración total del tratamiento ascenderá hasta los 9-12 meses.Dicho periodo se ve influido por la necesidad de realizar, en una primera intervención, un injerto de hueso completo. Deberemos esperar de 6 a 9 meses a que el hueso artificial cicatrice para colocar después, en una segunda intervención, el implante dental.Y no será hasta pasados 3 meses cuando por fin colocaremos la corona sobre implante que garantice la estabilidad completa del tratamiento.

De esta manera, el tiempo que requiere el injerto de hueso por su parte (6-9 meses), más la duración de la integración ósea del implante (3 meses) hace que el tratamiento se complete en un total de 9 a 12 meses según el caso.

En conclusión: el tiempo es oro

Además de la evidente desventaja que supone que la duración del tratamiento de implantes se incremente por el simple hecho de demorar la decisión de la colocación de los mismos, también se debe tener en cuenta que, cuanto más afectada esté la estructura ósea, más afectará también a nuestro bolsillo.

Es por ello que, si te encuentras en la desafortunada situación de haber perdido un diente y aún no has tomado una decisión, debes considerar seriamente que posponer la intervención tiene más consecuencias de las parece.

Si sigues teniendo dudas acerca de cómo será tu tratamiento de implantes, contacta con nosotros y la Doctora Marta Peydro resolverá todas tus preguntas en una visita completamente gratuita y sin compromiso en nuestra clínica de la Calle San Vicente Mártir 139 de Valencia.

Posibles molestias y problemas de los implantes dentales

implantes en valencia

Las complicaciones más frecuentes de los implantes se presentan tras una serie de riesgos que deben conocerse, y que pueden aparecer tras la intervención quirúrgica. Aunque hay que tener en cuenta, que en la mayoría de los casos la colocación de implantes es definitiva y no aparecen complicaciones mayores.Actualmente hay numerosos estudios, y una acumulada experiencia para asegurar que los implantes tienen muy buenos resultados tanto en duración, como en estética, fiabilidad y predicción, muy por encima de otros tratamientos para la sustitución de los dientes naturales.

Las complicaciones de implantes más importantes son habitualmente las relacionadas con la anestesia persistente en los nervios adyacentes (parestesia) o la penetración durante la cirugía en los senos maxilares y las cavidades nasales. Estas complicaciones no suelen ser frecuentes siempre que se coloquen los materiales de calidad en los pacientes indicados y colocados por especialistas con experiencia y perfecta planificación del caso.

Una vez que los implantes se han fijado de manera adecuada, nuestra experiencia nos demuestra que no hay problemas a nivel general y hay que remarcar que en torno al 95-98% de los casos de implantología dental son exitosos. Por tanto, cuando hablamos de “complicaciones” nos referimos a situaciones que tienen lugar en la gran minoría de los casos. No obstante, es conveniente conocer las posibles situaciones problemáticas que pueden aparecer después de haberse realizado la operación dental:

Reacciones normales post-quirúrgicas

Después de haber sido sometido a una operación de implantes dentales, pueden aparecer:

–     Dolor tras la intervención
–     Inflamación de la zona

Estas son las situaciones más comunes que tienen lugar tras la operación y que se pueden tratar fácilmente. Para ello solemos recetar la medicación necesaria para que el paciente se sienta confortable durante la intervención y en las horas posteriores a la misma.

Complicaciones post-operatorias:

  • Rechazo del implante: Se trata de una complicación en la que en lugar de crecer hueso alrededor del implante se forma un tejido blando que no integra el implante al hueso. Tiene una tasa de aparición que está en torno a un 5% de los pacientes. Generalmente es el odontólogo el que se da cuenta que el implante no se ha integrado, bien con una radiografía o bien durante la manipulación del mismo en el momento de comenzar a colocar los dientes definitivos. El paciente no suele notar ningún síntoma. En estos casos, se retira el implante, esperamos a que la zona cicatrice de forma similar a cuando se realiza la extracción de un diente natural y, pasados los 3 meses de cicatrización, se vuelve a colocar el implante.
  • Periimplantitis: Se trata de una infección del hueso y de la encía que rodean a los implantes. Es absolutamente imprescindible que un paciente con implantes dentales acuda cada 6 meses a la consulta dental puesto que, al igual que la periodontitis que se produce sobre los dientes naturales, la periimplantitis es una enfermedad silenciosa. Los pacientes a menudo creen que, una vez colocado un implante dental ya se pueden olvidar del cuidado del mismo, y, muy al contrario, los cuidados deben ser incluso más intensos que sobre los dientes naturales puesto que los implantes son un elemento ajeno al cuerpo y, por sí mismos, no tienen capacidad de defensa, por lo que una infección de este tipo en un paciente puede pasar desapercibida durante mucho tiempo y, si no se trata en un estado inicial, podría llevar a la pérdida del implante.
  • Reacción alérgica al implante: Es importante recordar que los implantes están hechos de titanio. Éste es un material biocompatible con nuestro cuerpo y, por tanto, es muy raro que se produzca una reacción alérgica. Pero no es imposible. Ha habido casos de pacientes que han experimentado reacciones a algunos componentes de estos implantes. En estos casos, se deberá extraer la pieza y contar con el asesoramiento de un alergólogo para poder determinar qué es lo que está provocando esta alergia.
  • Debilitación y pérdida de estructura ósea: Otro de los problemas de los implantes dentales es que hagan que el hueso que lo sujeta y le da soporte se debilite al ser afectado por enfermedad periodontal de la misma manera que afecta a los dientes. Por este motivo, antes de hacer la intervención quirúrgica es importante comprobar que sí existe suficiente hueso para la operación, tener controlada la enfermedad periodontal y regenerar el hueso en los casos en los que sea necesario.
  • Rotura de los implantes:También puede darse el caso de que el implante colocado se rompa con el tiempo. Cabe remarcar que esta situación es muy poco frecuente, ya que el material con el que se fabrican los implantes son cada vez más resistentes. Sin embargo, puede ocurrir que el metal se doble y que se rompa con el tiempo. En estos casos, bastará con extraer el implante fracturado y sustituirlo por otro.

Consejos para evitar complicaciones con los implantes dentales

Para evitar algunas de las complicaciones que acabamos de indicar es importante la planificación precisa del caso mediante radiografías y escáner para el estudio previo del hueso de cada paciente. La planificación es la clave para seleccionar el tipo de implante a utilizar, comprobar si es necesaria una regeneración ósea previa, si se va a llevar a cabo carga inmediata y la medicación previa y postoperatoria que debe seguir cada paciente de forma individual.

¿Cómo limpiar los implantes dentales?

Es una de las cuestiones más relevantes a conocer cuando un paciente se va a realizar el tratamiento. Surgen preguntas como: ¿Se limpian igual que los dientes normales? ¿Exigen alguna aparatología especial? ¿Surgen problemas bucodentales diferentes a los de una persona con dentadura removible o con su dentadura natural?

A nivel general, los cuidados a seguir son los siguientes:

  •     Cepillar los dientes, ya sean fijos sobre los implantes o removibles como las sobredentaduras, después de cada comida, 3 veces al día
  •     Usar la seda dental para limpiar las superficies de contacto entre los dientes y las coronas sobre implantes
  •     Usar cepillos interdentales, que son una especie de cilindro muy estrecho para introducir entre dos dientes, para limpiar debajo de los dientes fijos
  •     Utilizar un irrigador para, con el agua a presión, retirar los restos de alimento que puedan quedar entre los dientes fijos y la encía. Los irrigadores bucales suelen ir acompañados de distintas boquillas específicas y tienen la capacidad de acceder a las zonas más difíciles gracias a la presión del agua
  •     En caso de prótesis removible o sobredentadura, limpiar por una parte la dentadura fuera de la boca y, con un cepillo dental, los ataches en boca conectados a los implantes
  •     Acudir cada 6 meses a la consulta dental
  •     No fumar

¿Qué ocurre si los implantes se mueven?

Debemos distinguir entre que se mueva el implante dental o que se mueva la corona que está unida al implante.

Si se mueve el implante dental puede ser porque este ha sufrido un proceso de periimplantitis o porque no se ha integrado bien en el hueso. Como hemos comentado anteriormente, si esto sucede, el implante debe ser extraído y esperar la cicatrización de la zona para volverlo a colocar.

Por otra parte, puede ocurrir que se mueva la corona unida al implante, generalmente porque el tornillo que mantiene unidas las 2 estructuras se afloja. En ese caso, habrá que actuar sobre el mismo para volver a dejarlo fijo. Una cita en la clínica con la doctora experta en implantología Marta Peydro solucionará el problema inmediatamente. De ahí nuestra recomendación anterior de una revisión periódica para su mantenimiento.

¿Cuánto duran los implantes dentales?

Se puede decir que son la opción de tratamiento de sustitución de dientes naturales más duradera. A día de hoy, los implantes dentales se llevan colocando desde hace más de 20 años.

El deterioro de las estructuras orales es una de las causas más significativas que comprometen la longevidad de los mismos. No debemos olvidar que se trata de dispositivos colocados en el hueso del paciente y rodeados por encía por lo que de la salud de estos depende la viabilidad a largo plazo de los implantes.

Cuando se produce una pérdida dental, el hueso no tiene ningún estímulo que provoque su reparación y mantenimiento de manera natural. Esto causa una pérdida ósea progresiva si no sustituimos los dientes naturales perdidos. Los implantes dentales no solo permitirán el reemplazo del diente dentro de la cavidad oral proporcionando una funcionalidad y estética adecuada sino que también ayudarán a preservar la estructura ósea haciendo que los tejidos de hueso y encía vuelvan a tener una función.

Existen una serie de factores que afectan a la durabilidad de este tipo de tratamientos. En primer lugar, es esencial una buena colocación del implante dental. En la planificación del caso se debe decidir la ubicación del mismo dentro del hueso y calcular su disposición dentro de la anchura del hueso, su angulación, su longitud… La calidad y cantidad de hueso son también factores esenciales que harán que un implante sea más o menos duradero. Ya hemos dicho que la cantidad de hueso se pierde conforme va pasando el tiempo desde la extracción del diente natural. Cuanto menos tiempo se tarde en colocar el implante habrá mayor anchura y calidad de hueso para seleccionar el implante adecuado según el diente a sustituir. El hueso presenta dos partes bien diferenciadas: el hueso cortical, que es la parte externa y más dura, y el hueso esponjoso, que es la parte central y donde se ha de colocar el implante. El hueso esponjoso es el que se va reabsorbiendo conforme pasa el tiempo tras la extracción del diente natural, así que cuanta más cantidad y calidad del mismo tenga el paciente, mejor pronóstico tendrá la cirugía de implantes.

Otros factores que pueden afectar a la viabilidad del tratamiento son la salud general del paciente, el estilo de vida, fumar, así como el cuidado e higiene que tenga el paciente, puesto que si la encía o el hueso sufren algún tipo de alteración, el soporte del implante podría modificarse y esto condicionaría su durabilidad.

clinica de implantes en valencia

Preguntas frecuentes sobre implantología dental

¿Qué son los implantes inmediatos?

Sobre los implantes dentales, una vez cicatrizados, se colocará una rehabilitación, bien fija mediante coronas o bien removible mediante una sobredentadura. Esto se realiza a los 3-4 meses después de la colocación de los implantes, una vez se ha completado el periodo de osteointegración.

Existe la posibilidad de que el paciente lleve unos dientes fijos sobre los implantes desde el mismo momento en el que se realiza la cirugía. Se trata de colocar inmediatamente unas coronas provisionales de resina de forma que, desde el primer momento se reestablece tanto la función masticatoria como la estética dental.

Para realizar la cirugía de carga inmediata, obviamente planificamos el caso con el técnico de laboratorio con anterioridad, de forma que la intervención quirúrgica se lleva a cabo por la mañana y la colocación de los dientes fijos provisionales por la tarde, unas 4 horas después.

Durante los 4 meses de integración de los implantes, el paciente ya tiene la sensación de dientes naturales y, por otra parte, la encía se adapta desde el primer momento sobre unos dientes fijos a los implantes. Una vez que ha pasado este periodo, se toman las medidas para los dientes definitivos de porcelana.

¿Duelen los implantes inmediatos?

La colocación de los implantes dentales será similar tanto si realizamos implantes inmediatos como implantes con técnica convencional. La intervención se realiza con anestesia local y el paciente nunca va a notar absolutamente nada durante el proceso. Para planificar la intervención, el paciente tomará la medicación adecuada que el odontólogo le recete para que el postoperatorio le permita hacer una vida totalmente normal.

¿Cuánto tiempo tardan en cicatrizar?

Una vez colocado, el implante dental comienza un periodo llamado osteointegración. Esto significa que el hueso del maxilar del paciente comienza a crecer alrededor del implante para integrarlo y que quede fijo y unido al mismo. Este período es de unos 3 meses. A partir de este momento se considera que el implante forma parte del hueso del paciente y puede comenzar la fase de colocación de los dientes definitivos.

¿Qué hay que hacer en si sucede el rechazo?

Generalmente, se retira el implante, se limpia la zona y se espera a que cicatrice el hueso (procedimiento similar a si hubiese sido la extracción de un diente natural) para volver a colocarlo. Y, lo normal, si los procedimientos y el material son los adecuados, es que en esta segunda intervención se produzca sin problemas la integración del implante. En este caso, deberemos esperar 3 meses para que cicatrice la extracción del implante y otros 3 meses para que cicatrice el nuevo que hemos colocado. Por lo que, el éxito del tratamiento será del 100% aunque se alargue el periodo de cicatrización.

En ocasiones, si la zona está bien conservada, se puede realizar en el mismo procedimiento la retirada del implante no integrado y la colocación del nuevo, acortando de este modo el periodo de cicatrización.

¿Es un tratamiento seguro?

Los implantes dentales llevan usándose durante décadas en las consultas dentales. Para colocarlos hace falta un cirujano experto en cirugía oral y todas las pruebas diagnósticas necesarias para su correcta inserción. Hoy por hoy, es lo más parecido a volver a tener dientes naturales.

Por supuesto, la experiencia del operador y la preparación diagnóstica del caso son fundamentales. Debemos calcular la anchura y altura del implante a colocar mediante radiografías y escáner oral. Cada tipo de hueso necesita un diseño de implante, cada zona a rehabilitar necesita un diámetro de implante (anchura) dependiendo de la cantidad de hueso que tiene el paciente y lo mismo respecto a la altura del implante que vamos a colocar, puesto que tenemos que respetar zonas anatómicas específicas del contacto con los implantes como puede ser el nervio dentario en el maxilar inferior y los senos y fosas nasales en el maxilar superior.

¿Qué son los implantes cigomáticos?

Existen pacientes que presentan una reabsorción extrema en el maxilar superior, bien porque han sufrido una enfermedad periodontal que le ha hecho perder gran altura de hueso, bien porque hace mucho tiempo que han perdido los dientes o bien porque son portadores de prótesis removibles desde hace años y dicha prótesis ha provocado por presión la reabsorción del hueso.

En estos casos podemos optar por realizar una regeneración ósea del maxilar superior o por colocar los implantes en otras estructuras ósea, en cuyo caso colocaremos los implantes cigomáticos. Presentan particularidades distintas a los implantes convencionales, tanto en el diseño y longitud del implante como en la localización ósea. Se trata de una de las técnicas quirúrgicas más innovadoras de rehabilitación con implantes dentales y nos permite obviar complicadas intervenciones de regeneración ósea en casos de extrema pérdida de hueso.

blanquimiento dental en valencia

Unidad de Blanqueamiento Dental

Nuestros pacientes disfrutan de una sonrisa con unos dientes más blancos, brillantes y sanos.

Ortodoncia invisible

Dentistas líderes en Valencia en tratamientos con ortodoncia invisible, el aparato de ortodoncia invisible.

Estética Dental

En la clínica dental Peydro en Valencia ofrecemos los tratamientos más avanzados en estética dental.

Precios de los implantes dentales ¿Cuánto cuesta un implante dental?

El coste de los implantes dentales depende de varios factores. En primer lugar se debe tener en cuenta la calidad del implante que se va a colocar. Existen multitud de marcas de implantes dentales, algunas de ellas primeras marcas con departamentos de investigación y desarrollo que utilizan titanio de la mejor calidad, tanto en el implante como en los aditamentos que se usan en las coronas, y con estudios documentados publicados en revistas científicas de alto impacto. Estas primeras marcas son las que suelen marcar la diferencia. Por otra parte, la cantidad y calidad de hueso del paciente también va a influir sobre el precio en el caso de que se necesite realizar regeneración previa. La experiencia y especialización del odontólogo que va a realizar la intervención, la calidad de la sutura y de los diferentes materiales que se utilizan durante la cirugía, la posibilidad de poder realizar en la misma clínica la ortopantomografía y el escáner, lo cual es muy interesante para solucionar diferentes situaciones que puedan producirse en la misma cirugía, son elementos a tener en cuenta a la hora de ponerle precio a un implante dental.

Por todo lo anteriormente comentado, el precio de los implantes unitarios puede oscilar entre los 700 a los 1000 euros y de las coronas unitarias entre los 500 y 1000 euros según el caso.

clinca de implntes en valencia

Nuestra doctora especialista en implantología dental

La Doctora Marta Peydro tiene una experiencia quirúrgica de 20 años. Realiza en exclusiva tratamientos de cirugía y estética dental. Ha formado un equipo profesional para protocolos de carga inmediata con la colocación de los dientes finos 4 horas después de la cirugía, habiendo operado con esta técnica a cientos de pacientes tratados con éxito. La clínica dispone, además, de tecnología de última generación en cuanto a imagen diagnóstica de radiografías y escáner, por lo que todo el procedimiento, desde la planificación,  se realiza en la instalaciones de la Clínica Peydro Herrero.

¿Cuántos implantes son necesarios para volver a tener una boca sana?

Todo depende del número de dientes que le falten al paciente.

Pérdida de un solo diente: con los implantes podemos realizar tratamientos unitarios. De hecho, es el tratamiento ideal para reponer un diente individual que se ha perdido. Sobre él se conectará una corona de porcelana una vez se haya integrado en el hueso.

Pérdida de varios dientes: cuando se trata de un caso en el que hace falta reponer más de una pieza dental, generalmente colocaremos un determinado número de implantes para colocar puentes entre ellos. No se colocan tantos implantes dentales como dientes perdidos, por lo tanto, si un paciente ha perdido 3 piezas se suelen colocar 2 implantes y, sobre ellos, un puente de 3 dientes.

Pérdida de todos los dientes: un paciente que necesite una rehabilitación completa necesitará entre un mínimo de 4 implantes y un máximo de 8 para reponer todos los dientes perdidos en una arcada (bien sea maxilar superior o inferior). Sobre estos implantes se colocarán generalmente 12 piezas dentales para devolver la completa función masticatorio y estética.

¿Qué tipo de tratamientos podemos colocar implantes dentales?

  •      Prótesis fija: esto significa que el paciente no puede retirarse la prótesis colocada, ya sea un diente unitario o una rehabilitación completa con 12 coronas. Es lo más similar a los dientes naturales y están confeccionadas en porcelana completamente o en metal (en su interior) revestidos con porcelana.
  •      Prótesis removible: se trata de un tratamiento llamado sobredentadura y es una prótesis de quita y pon (removible) confeccionada con resina que se sujeta con los implantes. Este tipo de tratamiento devuelve al paciente que llevaba una prótesis removible de las de toda la vida la seguridad de un tratamiento que no se mueve y que no le hace daño al comer.

¿Todos los implantes son iguales?

Ventajas de Clínica Dental Peydro en Valencia

No. Existen diferentes calidades según en el tipo de titanio que se usa para su confección. También existen distintos tratamientos a dicha superficie de titanio para favorecer el crecimiento del hueso a su alrededor. Y, por otra parte, también existen diferencia en la forma en la que se conecta la prótesis final a dicho implante.

¿Qué cuidados necesitan los implantes?

Deben cuidarse más que los dientes naturales, puesto que se trata de elementos artificiales que colocamos en el cuerpo y no duelen, al contrario que los dientes que tienen el nervio para avisarnos si hay alguna caries o infección. Por tanto, todos los pacientes con implantes dentales deben seguir cuidados en casa y en la consulta dental cada 6 meses de la siguiente manera:

¿De qué depende el rechazo del implante?

Existen varios factores a tener en cuenta. La mayoría deben ser controlados por el dentista y se puede dar uno de ellos o combinación de varios. Además, las distintas casas que comercializan los implantes deben tener suficiente investigación para proporcionar una estadística aproximada de integración de sus implantes.

Entre los factores posibles de rechazo destacamos los siguientes:

–     experiencia quirúrgica del operador
–     procedimiento quirúrgico llevado a cabo
–     material utilizado para el labrado del lecho del implante
–     tipo y marca de implante dental utilizado
–     estado de salud general del paciente
–     que el paciente siga las indicaciones del dentista tras la colocación de los mismos

¿Qué cuidados necesitan los implantes?

Deben cuidarse más que los dientes naturales, puesto que se trata de elementos artificiales que colocamos en el cuerpo y no duelen, al contrario que los dientes que tienen el nervio para avisarnos si hay alguna caries o infección. Por tanto, todos los pacientes con implantes dentales deben seguir cuidados en casa y en la consulta dental cada 6 meses de la siguiente manera:

1- Domicilio:

Si el paciente es portador de una rehabilitación fija debe cepillarse como si fueran dientes naturales, utilizar irrigador para eliminar restos de alimento que puedan quedar retenidos y, si el dentista lo ve necesario, los cepillos interdentales que se le este le indicará

Si el pacientes es portador de una prótesis removible, sobredentadura, cepillará la prótesis fuera de la boca después de cada comida y, con un cepillo dental, cepillará los ataches que tiene en la boca directamente conectados a los implantes.

2- Clínica:

Cada 6 meses se debe acudir a la consulta para realizar determinados cuidados.

Si el paciente es portador de una rehabilitación fija, se desmonta y se limpian tanto los dientes como la zona del implante que conecta con ellos. También se explora mediante palpación la zona donde están colocados los implantes para comprobar que no hay inflamación o supuración y, cada cierto tiempo, se realizan radiografías  para observar la conexión de los implantes con el hueso.

Si el paciente es portador de una sobredentadura, se comprueba que los ataches conectados a los implantes siguen bien atornillados y se limpian. Se comprueba que la dentadura está bien sujeta y que los conectores que se unen a los ataches no están gastados y, si lo están, se cambian.

clinica de implantes dentales en valencia