Ortodoncia invisible para el tratar la sonrisa gingival.

Recibimos muchas consultas de personas que no les gusta su sonrisa porque muestran una cantidad excesiva de encía. La línea de la sonrisa la podemos clasificar en tres:

1- Línea de sonrisa alta: cuando el labio muestra mucha encía y todos los dientes la sonreír

2- Línea de sonrisa media: cuando el margen del labio muestra únicamente dientes al sonreír o una cantidad mínima de encía (1 ó 2 milimetros)

3- Línea de sonrisa baja: cuando al sonreír, el labio muestra únicamente una parte de los dientes.

No siempre la sonrisa gingival es antiestética. Lo que tenemos que diagnosticar es por qué de dicha exposición de encía, ya que obviamente sí lo será si se produce por: un exceso de encía que debe ser eliminada y un exceso de encía por una mala posición dentaria que hace que la encía sea excesivamente prominente. Eso es lo que sucedía en el caso que presentamos a continuación:

Se trata de una mujer joven que presentaba una sonrisa gingival porque sus dientes estaban mal colocados.

Si observamos la sonrisa inicial (foto1), la línea de la misma es alta y se muestra tanto la encía como los dientes.

En la foto frontal (2) vemos como los dientes de los sectores posteriores (molares y premolares) están inclinados hacia el interior estrechando los arcos dentarios.

En estas fotos laterales (3 y 4) observamos la inclinación absolutamente al revés de los dientes: la corona dentaria (la parte del diente que se ve) debería estar inclinada hacia fuera y, sin embargo, todos los dientes están inclinados hacia dentro, lo que llamamos inclinación negativa. Esto hace que la parte del diente que está dentro del hueso y rodeado de encía (las raíces) esté proyectada hacia afuera, empujando el hueso y la encía hacia la misma dirección y mostrando un exceso de tejido. En este caso, la inclinación de los dientes es justamente al revés: las raíces deberían estar posicionadas hacia el interior y no hacia el exterior, y las coronas dentarias deberían estar inclinadas hacia fuera en lugar de hacia dentro.

Si echamos un vistazo a la forma del arco inferior (foto 5) vemos que presenta una forma triangular. Como el arco inferior siempre está por dentro del superior, si los dientes superiores provocan una arcada estrecha arriba la de abajo también lo será, porque los dientes superiores y los inferiores van a la par para poder encajar.

A esta paciente la tratamos con una ortodoncia invisible con alineadores y el objetivo del tratamiento era obtener una oclusión perfecta, modificando las arcadas estrechas y la inclinación dental. Obsérvese el cambio en la forma del arco inferior (siguiente foto, foto 6) donde tras modificar la inclinación dental todos los dientes ocupan el espacio que les corresponde y todos caben:

En esta foto frontal (7) de la mordida, observamos la inclinación correcta de los sectores posteriores. En las fotos 8 y 9 (a continuación) vemos la inclinación dental positiva de los dientes anteriores y cómo el abultamiento de la encía ha desaparecido y con ello la sonrisa gingival que a la paciente tan poco le gustaba:

Aquí observamos la sonrisa final:

 
Compartir en redes sociales
12

años de
experiencia

100%

clientes
satisfechos

900

ponencias para
otros profesionales

Clínica Dental Peydro | http://www.clinicapeydro.es | Teléfono: 963 147 825 | C/ San Vicente 139, Valencia, 46007, Valencia
 
Política de Protección de datos