Entradas de la categoría ‘Cirugía’

 

Gingivectomía y Gingivoplastia

Dentro de los tratamientos de periodoncia son muchas las técnicas existentes. Algunas de ellas son en pro de paliar los efectos de la enfermedad periodontal, como las intervenciones quirúrgicas que buscan reparar, mantener y sostener los tejidos de soporte dental para que la cavidad bucal en general, y los dientes en particular, tengan el aspecto saludable de una boca sana.

La gingivoplastia es un procedimiento simple, realizado bajo anestesia local, realizado para remodelar las encías, con el objetivo de mejorar el contorno sin alterar la altura. La gingivoplastia se realiza generalmente en combinación con una gingivectomía por razones estéticas o como parte de un tratamiento para la periodontitis. La gingivoplastia es un procedimiento simple para solucionar la sonrisa gingival, realizado bajo anestesia local, para remodelar las encías, con el objetivo de mejorar el contorno sin alterar la altura. La gingivoplastia se realiza generalmente en combinación con una gingivectomía por razones estéticas o como parte de un tratamiento para la periodontitis.

Entrando en materia, dos de estas intervenciones son la gingivectomía y la gingivoplastia, las cuales suelen causar confusión porque no se conocen sus diferencias. En este post vamos a desentrañar este tema. Son similares aunque con propósitos diferentes, vamos a explicar en qué consisten, cuáles son sus objetivos y cómo se debe actuar previamente a la intervención para que esta sea efectiva.

Gingivectomía

Qué es la gingivectomía

La gingivectomía es una cirugía periodontal que se centra en las encías. Consiste en la eliminación de tejido gingival con el propósito de eliminar o reducir las bolsas periodontales, cuando el hueso no se ve afectado. Se realiza la escisión y supresión del tejido gingival lesionado. Para esta intervención se utiliza anestesia local.

Cómo se procede en la gingivectomía

Una vez que se ha aplicado la anestesia, se utiliza una sonda para localizar cada bolsa periodontal. Se analizan para determinar lo profundas que son y se marcan.
Se hace una primera incisión hasta la marca, pero sin dejar el hueso de soporte al descubierto. Se practica una segunda incisión para separar los tejidos enfermos y se van extrayendo con sumo cuidado, eliminando todo hasta que la raíz queda completamente limpia. Para ello se emplean diversos instrumentos que van eliminando todo el tejido y dejan la superficie del diente lisa y visible.

A continuación se cubre la zona tratada con un cemento periodontal que facilita la cicatrización. Este suele durar entre una y dos semanas. El tejido está completamente reparado en un plazo aproximado de dos meses.

Para qué se emplea la gingivectomía

Esta cirugía periodontal se usa habitualmente para tratar pacientes que tienen una inflamación en las encías que produce crecimiento de los tejidos. También puede ser necesario en quienes se han sometido a una endodoncia y se presenta agrandamiento de la bolsa periodontal.

Contraindicaciones y efectos secundarios

Se pueden dar complicaciones en aquellos casos en los que la encía sea demasiado escasa, cuando las bolsas han llegado hasta la mucosa o cuando se ve que hace falta una cirugía ósea. En estos casos no se recomendaría este tipo de intervención.

Podemos encontrar algunos efectos adversos inmediatos, tales como desgarros en el tejido sano o los nervios cercanos a las encías que provoquen heridas. También puede haber complicaciones algún tiempo después, como una infección, una hemorragia o un problema de salud más general.

Ventajas e inconvenientes

La gingivectomía es una intervención sencilla que tiene resultados predecibles. Goza de buena cicatrización y ofrece una mejora estética evidente.
No obstante, al tener una recuperación algo dolorosa a corto plazo, los efectos estéticos no se verán inmediatamente. El riesgo de que el hueso quede expuesto o que se pierda la encía puede causar sensibilidad dental y, como hemos dicho, se puede presentar sangrado posterior.

Gingivoplastia

Qué es la gingivoplastia

La gingivoplastia es una cirugía periodontal muy parecida a la gingivectomía, aunque su objetivo es distinto. En este caso lo que el facultativo pretende es devolver el contorno de la encía cuando se ha perdido la bolsa periodontal. En muchas ocasiones esta intervención se hace de manera complementaria y de forma simultánea con la anterior.

Cómo se procede en una gingivoplastia

La gingivoplastia se realiza con un bisturí de forma manual, con medios mecánicos o con electrodos, dependiendo de las necesidades de cada paciente.

El primer paso es pulir los bordes de las encías para darles la forma deseada. Más tarde se contornean los márgenes para reducir el tamaño de la encía y dejar mayor superficie dental a la vista, lo que nos lleva a fines estéticos. Finalmente se termina de dar forma a los dientes para que estos tengan la apariencia deseada.

Efectos de la gingivoplastia

Esta operación periodontal tiene un claro objetivo estético. El resultado es una sonrisa más bonita por la corrección del tamaño de las encías, que a veces se ven demasiado al sonreír y provoca complejos. La gingivoplastia consigue dar una mayor luminosidad y un efecto de mayor limpieza a los dientes.

Antes de someterse a una cirugía periodontal

Para someternos a este tipo de cirugías es necesario que un profesional valore cada caso en particular. Para ello tanto la doctora Marta Peydro como el doctor Diego Peydro nos podrán dar un diagnóstico al respecto.

En cualquiera de los casos, como paso previo a la cirugía se nos puede someter a un pretratamiento con el fin de eliminar al máximo la placa bacteriana y el sarro. De este modo es más accesible la zona a tratar.

Tras la intervención debemos seguir muy bien las recomendaciones de los doctores Peydro. De esta manera evitaremos problemas posteriores, mantener una correcta higiene bucal y preservar la sonrisa toda la vida.

 
Clínica Dental Peydro | http://www.clinicapeydro.es | Teléfono: 963 147 825 | C/ San Vicente 139, Valencia, 46007, Valencia
 
Política de Protección de datos