Sobredentadura e implante dental, la importancia del perfil en el aspecto facial

Los dientes y las dentaduras en buen estado sirven, además de para comer bien, para mantener en el rostro de las personas un aspecto juvenil y cuidado. Los dientes deben tener una altura adecuada y una posición correcta. Es importante que las dentaduras o prótesis que coloquemos en el paciente tengan el volumen adecuado y coherente para los tejidos blandos faciales del paciente.

A nosotros llegan pacientes que llevan dentaduras postizas desde hace muchos años. Al llevar sus dentaduras tanto tiempo no se dan cuenta de que sus dientes se han ido desgastando con el paso de los años, hecho que ha provocado que los tejidos labiales se hayan hundido tanto que el aspecto del paciente es el mismo con su dentadura colocada que sin ella.

sobredentadura

Aspecto inicial sin sobredentadura

sobredentadura

Aspecto final con sobredentadura

Verás en las fotografías que tienes sobre estas lineas cómo se puede observar claramente el perfil facial tan envejecido de la paciente sin llevar ningún tipo de prótesis. En la primera fotografía el labio superior está hundido mostrando unos labios finos así como la barbilla más adelantada y la línea labial descendida. Todo esto da a nuestra paciente una imagen mucho más rígida y seria de lo que a ella por su edad le corresponde.

Para devolver el aspecto joven que vino demandando nuestra paciente cambiamos sus prótesis antiguas por una rehabilitación con sobredentadura sobre implantes dentales tanto en la arcada superior como en la inferior. Esto quiere decir que cuando realizamos este trabajo la sobredentadura que colocamos está sujeta sobre los implantes, hecho que da mucha más seguridad y sujeción a los pacientes, pues ya no se mueve gracias a la acción de los implantes.

Con la sobredentadura colocada el aspecto facial se ve muy rejuvenecido. Los labios se ven más carnosos y la barbilla se sitúa al mismo nivel que el maxilar superior. Todo eso sumado a que la línea labial está más recta da una imagen con una mayor armonía al rostro.

Hay una cantidad importante de pacientes que acude a las clínicas de cirugía estética para mejorar el aspecto de sus arrugas. Lo que no saben es que muchas de esas arrugas y el aspecto tan hundido de sus labios mejorarían considerablemente con dientes bien alineados y prótesis bien confeccionadas. Con este trabajo conseguiremos además de una sonrisa más bonita una cara mucho más bella y joven.

Con la opción de utilizar implantes dentales para sujetar la sobredentadura damos por un lado una prótesis mucho más cómoda para el paciente con la que podrá comer bien y hacer una vida social activa sin complejos. Sus dientes ya no se moverás y estarán fuertes. Además, favoreceremos la estabilidad del hueso en las zonas en las que hemos colocado los implantes dentales.

Cuando pasan muchos años sin que revisemos una dentadura postiza provocamos que los huesos de la cara sufran mucho. El deterioro de las dentaduras es lento y progresivo y pasa totalmente desapercibido para el paciente, motivo por el que puede llegar a acostumbrarse al aspecto facial que provoca una dentadura desgastada. Las dentaduras postizas no son algo para toda la vida, pues deben cambiarse confirme la encía y el hueso de los pacientes cambia. Si, en vez de ese tratamiento, utilizamos una sobredentadura sobre implantes dentales favorecemos a que el hueso y la encía mantenga su volumen y altura, teniendo un efecto muy beneficioso para la salud bucal.

 
Compartir en redes sociales
12

años de
experiencia

100%

clientes
satisfechos

900

ponencias para
otros profesionales

©2016 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es |
Teléfono: 96 316 36 27 | C/ Ingeniero Joaquín Benlloch, 43 Bajo, València, 46013, Valencia