Sí, sí! En Clínica Peydro también usamos Invisalign en tratamientos difíciles

Muchos pacientes acuden a nuestra consulta desanimados por los mensajes negativos que les han transmitido en otras clínicas dentales. Ellos quieren resolver sus problemas con Invisalign, pero otros dentistas les aseguran que casos tan complicados no pueden corregirse con ese sistema de ortodoncia. Lo primero que hago cuando estos pacientes acuden a mi es tranquilizarles, lo segundo, es asegurarles que en Clínica Peydro también usamos Invisalign en tratamientos difíciles. Hoy os traigo un buen ejemplo. 🙂

Mira cómo usamos Invisalign en tratamientos difíciles

Hoy os cuento el caso de una chica joven que acude a nuestra consulta presentando una maloclusión severísima de mordida abierta y además presentando una sonrisa gingival muy aguda. Ambas cosas le preocupaban mucho y deseaba poner solución cuanto antes. Cuando ella acude a nuestra consulta nos plantea que se siente muy a disgusto con su sonrisa porque enseña mucha encía al sonreír, además en una posición de relajación no puede cerrar la boca, debido a que sus incisivos tanto superiores como inferiores se encuentran muy protruídos. Es decir, no se siente para nada a gusto con su sonrisa.

Invisalign en tratamientos difíciles

Aspecto inicial de nuestra paciente

Invisalign en tratamientos difíciles

Detalle mordida inicial de la paciente

Cuando le preguntamos cuál era su barrera para no haberse tratado antes esta paciente nos cuenta que siempre había deseado corregir su sonrisa pero que el proceso tan complicado del que le habían hablado en otras clínicas le había restado ganas. A ella le preocupaba mucho la estética de su sonrisa y estaba muy acomplejada con la situación, pero solo el hecho de pensar que tenía que llevar aparato y que además iba a afear todavía más su sonrisa (le habían asegurado que no podía usar Invisalign) le había frenado en el momento de poder decidirse.

Cuando le dijimos que en Clínica Peydro usamos Invisalign en tratamientos difíciles no se lo podía creer. Esta paciente había consultado ya varios sitios y en todos le habían asegurado que era un caso de extrema gravedad y que no le aconsejaban hacerlo con ortodoncia invisible, proponiéndole en determinados sitios tratamientos mucho más agresivos con extracciones dentarias e incluso con cirugía ortognática. Normal que le diese algo de miedo arreglar su problema dental, ¿verdad?

La paciente nos conoció a través de un conocido que ya era paciente de la clínica y lo primero que nos dijo es que para ella tener una sonrisa bonita era un sueño. Lo primero que hicimos fue tranquilizarla transmitiéndole total seguridad y diciéndole que por supuesto que podía ser tratada con ortodoncia invisible ya que la técnica de ortodoncia invisible es eficaz 100% siempre que el profesional que la maneje sea un experto en la materia.

Finalmente, tras el estudio y el diagnóstico del caso observamos que la paciente presentaba unos maxilares tanto superior como inferior muy comprimidos. Sus arcadas eran muy estrechas, hecho que le producía interferencias oclusales en la parte de detrás impidiendo que la mandíbula pudiese antero rotar. Esto era uno de los principales problemas que tenía y que estaba originando su mordida abierta.

Además, y debido a que el maxilar superior era muy estrecho la lengua no tenía un sitio correcto para poder posicionarse con lo cual cada vez que la paciente tenía que tragar tenía que poner la lengua entre los incisivos superiores e inferiores y esto cada día estaba protruyendo más los incisivos hacia afuera. Por eso la paciente nos indicaba que durante los últimos años había observado que esa mordida abierta había ido avanzando. Y la causa era precísamente esa, es decir, su maxilar estrecho provocaba que la lengua no tuviera sitio para poder posicionarse con lo cual para hacer el vacío a la hora de tragar se posicionaba entre los incisivos y esto iba protruyendo los dientes cada vez más. Como os decía vemos también que la paciente presentaba mucha sonrisa gingival tanto anterior como posterior y una sonrisa muy estrecha con grandes corredores bucales.

Invisalign en tratamientos difíciles

Perfil derecho antes de tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Perfil izquierdo antes de tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Maxilar superior antes de tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Maxilar inferior antes de tratamiento

Plateamos el tratamiento con ortodoncia invisible siguiendo la técnica de alineadores con los que estuvimos aproximadamente dos años de tratamiento. Los objetivos que planteamos fueron:

  1. Corregir la mordida abierta tan severa que presentaba sin necesidad de realizar extracciones ni cirugía ortognática.
  2.  Corregir el problema sagital que presentaba de clase II en un lado y clase III en el otro.
  3. Mejorar el torque de premolares e incisivos aumentando el torque posterior para dar una sonrisa más llena y aumentar la expresión y reduciendo el torque anterior de los incisivos para disminuir la protrusión.
  4. Todo esto se hizo buscando la mejoría de la sonrisa gingival que presentaba.

El caso se resolvió en dos años de tratamiento y el resultado final tal y como puede observarse en las fotografías es espectacular. Hemos conseguido corregir absolutamente su problema de maloclusión de mordida abierta consiguiendo lo que nosotros llamamos una oclusión perfecta en clase I, con una sobremordida y un resalte perfecto.

Invisalign en tratamientos difíciles

Resultado tras tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Visión lateral derecha después de tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Visión lateral izquierda tras tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Visión superior tras tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Visión inferior tras tratamiento

Invisalign en tratamientos difíciles

Mira como la sonrisa guarda perfecto equilibrio con el rostro de la paciente

Invisalign en tratamientos difíciles

Sonrisa final

Además, hemos conseguido un diseño de sonrisa espectacular logrando un mejor equilibrio entre los tejidos duros y blandos y una sonrisa armónica. Además hemos aumentado enormemente el arco de la sonrisa dando una sonrisa llena y todo esto además se ha hecho haciendo casi desaparecer su sonrisa gingival.

El antes y el después es increíble, pero más increíble ha sido la comodidad que ha experimentado esta paciente durante su tratamiento, gracias a usar Invisalign en tratamientos difíciles. 🙂

 
Compartir en redes sociales
12

años de
experiencia

100%

clientes
satisfechos

900

ponencias para
otros profesionales

©2016 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es |
Teléfono: 96 316 36 27 | C/ Ingeniero Joaquín Benlloch, 43 Bajo, València, 46013, Valencia