Rejuvenecimiento facial a través de tratamiento con carillas de porcelana

Hoy os presentamos un caso de rejuvenecimiento facial de esos que producen escalofríos cuando comparamos las fotografías de antes y después. La paciente que lo protagoniza es una mujer de edad adulta que presentaba un problema dental que venía arrastrando desde su juventud. Ella era una persona muy vital y se sentía joven, pero sus dientes no se correspondían para nada con su imagen y su estilo de vida.

rejuvenecimiento facial

Antes y después

Veréis, esta paciente tenía un problema de bruxismo. Esto quiere decir que apretaba los dientes continuamente. Los pacientes que padecen bruxismo rechinan o aprietan los dientes durante la noche pero también lo hacen durante el día, ya que se trata de un acto inconsciente en el que todo el estrés y tensiones se trasladan a los músculos de la mandíbula. Como consecuencia de esto, los dientes se van desgastando al cabo de los años.

rejuvenecimiento facial

Estado inicial de la paciente

Los cambios más frecuentes que experimentan estos pacientes son:

  • Desgaste y pérdida de altura dental
  • Pérdida de grosor dental
  • Desaparición del esmalte
  • Oscurecimiento de los dientes por calcificación. Esto se debe a que el diente, para tratar de protegerse del apretamiento, se calcifica por dentro y eso hace que se vea mucho más oscuro conforme va pasando el tiempo.

Con esta paciente, tras realizar el diagnóstico correspondiente, establecimos un objetivo claro para lograr el rejuvenecimiento facial demandando: debíamos recuperar la estructura y la belleza de los dientes.

El paso final del tratamiento de esta paciente iba a consistir en la colocación de carillas de porcelana, pero como queríamos que el tratamiento durara muchos años, tras analizar su forma de morder determinamos que era conveniente mejorar la relación de los dientes superiores e inferiores para que después las carillas estuvieran protegidas.

La forma de morder de los dientes naturales ya había provocado que estos se fueran desgastando, motivo por el que teníamos que mejorar la forma de morder para proteger las carillas que íbamos a colocar. Si no hubiéramos colocado previamente la ortodoncia mejorando la forma de morder de la paciente las carillas hubieran sufrido en un corto periodo de tiempo fracturas exactamente igual que había sucedido con los dientes naturales. Esto es algo fundamental: el esmalte es la estructura más dura que existe, pero si el esmalte se ha fracturado al cabo de los años las carillas de porcelana van a sufrir exactamente el mismo proceso colocándolas en las mismas condiciones dentales.

 

El plan de tratamiento que organizamos para este caso con tal de lograr el rejuvenecimiento facial a la paciente fue el siguiente:

    1. Tratamiento con ortodoncia invisible Invisalign. El objetivo de esta primera fase de tratamiento era que la relación de dientes superiores e inferiores no fuera traumática, sino que ayudara a proteger las futuras carillas de porcelana. La duración del tratamiento fue de un año. Como la técnica utilizada fue a través de la ortodoncia invisible la paciente pudo seguir con su ritmo de vida normal así como con su vida social sin que nadie notara que llevaba ortodoncia.
    2. Blanqueamiento dental. Tras la finalización de la parte de ortodoncia procedimos a aclarar el color global de todos los dientes ya que las carillas de porcelana únicamente iban a colocarse en la zona estética, es decir, en la zona que comprende de canino a canino tanto de la arcada superior como de la arcada inferior.
rejuvenecimiento facial

Sonrisa tras ortodoncia y blanqueamiento dental, pero previa a la colocación de carillas

rejuvenecimiento facial

Lateral izquierdo tras ortodoncia y blanqueamiento pero previo a la colocación de carillas

    1. Carillas de porcelana. Con esta fase del tratamiento queríamos recomponer la estructura de diente que la paciente había perdido. Queríamos alargar el diente mejorando así el aspecto de la superficie, aumentar el grosor y darle un color que proporcionara a la paciente una sonrisa con una luz y una belleza natural. Las carillas de porcelana son muy finas, por lo que se mimetizan perfectamente con los dientes naturales.
rejuvenecimiento facial

Sonrisa final tras la colocación de carillas

rejuvenecimiento facial

Lateral izquierdo tras la colocación de carillas

rejuvenecimiento facial

Vista lateral tras finalizar tratamiento

 

  1. Férula de descarga. Para seguir protegiendo los nuevos dientes del hábito bruxista que la paciente padece deberá llevar una férula de descarga. El hábito bruxista corresponde a una descarga tensional por lo que esta mujer continuará apretando los dientes, por lo que debemos protegerlos al máximo con la férula de descarga que usará por las noches.

Si quieres leer el testimonio real de esta paciente sobre rejuvenecimiento facial haz click aquí 🙂

rejuvenecimiento facial

Mira qué dientes tiene ahora nuestra paciente

rejuvenecimiento facial

El rostro es el espejo del alma, y ahora el aspecto facial de esta paciente coincide con su alma joven 🙂

 

 
Compartir en redes sociales
12

años de
experiencia

100%

clientes
satisfechos

900

ponencias para
otros profesionales

©2016 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es |
Teléfono: 963 14 78 25 | C/ Ingeniero Joaquín Benlloch, 43 Bajo, València, 46013, Valencia