Pérdida de hueso y encía: cómo la ortodoncia puede ayudar a prevenirlo

Pérdida de hueso y encía, lee cómo debemos solucionar este problema

Una de las principales preocupaciones de la gran mayoría de los pacientes que vienen a nuestra consulta es la de mejorar estéticamente su sonrisa. Al mirarse al espejo nuestros pacientes desean tener una sonrisa mucho más bonita, motivo por el que acuden a nuestra clínica para informarse de las técnicas de ortodoncia y los tratamientos que dibujarán en ellos una sonrisa espectacular.

Muchas veces, cuando estos pacientes se ponen en mis manos debo explicarles que además de la necesidad estética de mejorar sonrisa existe una necesidad médica por la que debemos realizar ese tratamiento de ortodoncia.

Las fotos que hoy os muestro en este post son un buen ejemplo de lo que os cuento. La paciente a la que pertenecen las fotografías acudió a nosotros porque quería mejorar estéticamente la sonrisa que lucía, pero ella no sabía que, mucho más allá de la estética, debía someterse también al tratamiento de ortodoncia por cuestiones puramente de salud.

Esta paciente debía llevar ortodoncia por cuestiones de salud ya que debido a su forma de morder, y a pesar de su juventud, estaba perdiendo hueso conforme pasaba el tiempo. En algunas piezas dentales ya se comenzaba a a ver la raíz de los dientes pues debido a su forma de morder la paciente había empezado a experimentar pérdida de hueso y encía.

¿Qué ocurre si no hacemos nada?

En un corto plazo no ocurriría nada pero poco a poco y debido a que esto es un proceso degenerativo la salud dental de la paciente empeoraría llegando incluso a poder perder alguna pieza dentaria debido a la pérdida de hueso y encía.

¿Cuál es el enfoque de un tratamiento de ortodoncia?

Lo primero que debemos conseguir en la boca del paciente es una oclusión perfecta. Los dientes deben contactar entre ellos de la forma adecuada, así su boca no sufrirá traumas y se mantendrá sana toda la vida.

En la fotografía que adjunto bajo estas lineas podéis ver como hay zonas de la encía en la raíz del diente más marrones que el resto de la encía.

La encía que vemos retraída debería estar más arriba, cubriendo de esta manera la raíz del diente que nuestra paciente ya tiene al descubierto. Esta paciente ha desarrollado algunas recesiones gingivales puesto que el hueso se ha ido reabsorbiendo por lo que la encía que está pegada a él se ha ido retruyendo conforme ha ido avanzando esa pérdida de hueso.

tratamiento de perdida de hueso y encia

En esta foto puedes apreciar cómo el paciente ha perdido encía

Tal y como puedes ver en las fotos, esto ha ocurrido más en el lado derecho que en el izquierdo. Si vemos una fotografía frontal vemos cómo las zonas más marrones son el síntoma claro de la pérdida de hueso y encía sufrida por la paciente. En el lado izquierdo vemos como ya han aparecido algunos síntomas de pérdida de hueso.

¿Por qué ha ocurrido esto?

Como puedes observar en las fotos, el lado derecho está más comprimido que el lado izquierdo (en la parte izquierda se ven más dientes que en la parte derecha). Las interferencias oclusales son mayores en el lado derecho, motivo por el que este lado está más comprimido. En la foto que tienes a continuación observarás cómo las recesiones son mayores en el lado derecho, recesiones asociadas a traumas oclusales que han provocado la pérdida de hueso y encía.

tratamiento de perdida de hueso y encia

En el lado derecho el paciente ha experimentado mayor recesión en sus encías

Es importante señalar que la angulación correcta de los dientes superiores en los sectores laterales debe ser ligeramente hacia afuera. A esto se le conoce como torque positivo, que debe estar coordinado con el torque o angulación de la arcada inferior. Si un diente superior tiene la angulación correcta se produce una oclusión donde la cúspide del premolar superior muerde en el centro del premolar inferior. Si mordemos de esta manera la fuerza se transmite de manera correcta por el eje mayor del diente protegiendo las piezas dentales y evitando la pérdida de hueso y encía.

¿Qué ocurre si el diente no tiene la angulación correcta?

Hay casos en los que los dientes  en lugar de estar ligeramente hacia afuera presentan una posición recta o ligeramente hacia adentro. El contacto entre los dientes superiores e inferiores se produce entre las dos cúspides localizadas en la parte exterior, en vez de en el centro del diente. Si esto ocurre las fuerzas oclusales se transmiten de manera incorrecta, motivo por el que el hueso cortical poco a poco se va reabsorbiendo y la encía comienza a retraerse. Esto da lugar, con el paso del tiempo, a la aparición de recesiones gingivales y a la consiguiente degeneración de la boca.

Por todos estos motivos es tan importante diagnosticar de manera correcta al paciente detectando los problemas posibles de salud y esa pérdida de hueso y encía de la que os hablo. Por un lado mejoraremos la estética de la sonrisa solucionando por otro los problemas de salud de la paciente.

 
Compartir en redes sociales
12

años de
experiencia

100%

clientes
satisfechos

900

ponencias para
otros profesionales

©2016 Clínica Peydro | http://www.clinicapeydro.es |
Teléfono: 963 14 78 25 | C/ Ingeniero Joaquín Benlloch, 43 Bajo, València, 46013, Valencia